Taller de Ópera de la Universidad Central

Diez años en el escenario

Mañana en el Teatro Jorge Eliecér Gaitán el Taller de ópera de la Universidad Central dirigido por Alejandro Roca, celebra. 10 años.

El Taller llega a sus diez años. Fundado y dirigido por Alejandro Roca, es reconocido como el principal espacio de formación de cantantes líricos del país. Este proyecto que inició “con el sofá de mi casa y con el vestido prestado” como recuerda su fundador, ha realizado hasta la fecha 20 producciones y más de 13 estrenos nacionales. Para celebrar su aniversario, presentará Orfeo en los infiernos del compositor francés Jacques Offenbach. La función tendrá lugar el 30 de noviembre en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán a las 7:00 p.m.

La siguiente es una breve entrevista que realizamos a su director, el maestro Roca, con motivo de la gala conmemorativa de los diez años del Taller.

¿Cómo y con qué intención surge el Taller de Ópera de la Universidad Central?

El Taller de Ópera ha sido un proyecto muy positivo, pero ante todo, nació como un experimento. Cuando nosotros empezamos hace diez años en Bogotá, no existía un taller de ópera para una formación estable como el que ahora tenemos. Eso es motivo de celebración.

Lo importante para nosotros es la continuidad del proyecto que afortunadamente ha contado con el respaldo económico y logístico que nos presta la Universidad. Esto permite que cada estudiante de pregrado del taller salga con cuatro o cinco roles de ópera aprendidos, lo cual no es nada común en nuestro medio. Esto ha sido posible gracias a que hemos logrado un presupuesto que la Central tiene asignado para el desarrollo del programa.

¿Cuál es el criterio para la escogencia del repertorio que trabajan?

La elección del repertorio es completamente intencional, puesto que no nos interesa hacer el gran repertorio operístico puntualmente. Para los objetivos que queremos lograr, estamos convencidos que el estudiante de pregrado debe ser formado con roles que estén enfocados en un proceso pedagógico que les permita culminar con éxito estos montajes, lo cual sirve perfectamente para que el estudiante pueda aprender las bases que le permitan afrontar más adelante el gran repertorio.

Por otro lado, es interesante poder escuchar repertorios que nunca se han presentado en nuestra ciudad. Con el taller hemos hecho varios estrenos.

Para la función de Orfeo en los infiernos, ¿qué orquesta será la encargada de la música?

La orquesta es la del departamento de música de la Universidad Central, que en un 90% está conformada por estudiantes. Esto genera otros retos interesantes a nivel pedagógico, puesto que un estudiante que está viendo su materia de orquesta se puede enfrentar a tocar en el foso. Es una experiencia completamente distinta a la de tocar sinfonías o música orquestal en escena.

¿Qué le dejó el 2017 al Taller de Ópera?

Éste año en Bogotá se llevaron a escena diez montajes operísticos, de los cuales dos producciones son de la Central. La mitad son estrenos nacionales lo cual es supremamente motivante para el medio.