Vacíos III

La formación músical I

Rino Maione era graduado en composición y piano; laureado en letras; musicólogo; docente de la Universidad Bolivariana de Colombia, del Conservatorio de Nápoles, Turín y Milán; autor de transcripciones y revisiones de obras y director de orquestas como la del Teatro San Carlos de Nápoles, el Verdi de Trieste, el Teatro Alla Scala o la RAI7.

Oscar Buenaventura
Oscar Buenaventura

En la historia de la Orquesta Sinfónica de Panamá, se lee5 que la pianista panameña, Colombia Esther Mejía Andrión, fue alumna del “concertista griego Demetrio Haralambis en Bogotá; la pianista rusa Tatiana Sontscharowa (sic) en el Conservatorio Nacional de Música de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá y Lucía Pérez, eminente pianista colombiana, en el mismo conservatorio, con quien finalizó sus estudios y se graduó con la calificación máxima”.

Si bien la herencia de Haralambis es evidente, particularmente a través del maestro Fabio González Zuleta y sus aportes a la docencia, la composición y la investigación musical, habría que profundizar todavía más en otros frutos de su labor didáctica, como es el caso, para dar un ejemplo, de los pianistas Isabel, Leonor y Óscar Buenaventura en Ibagué, o de otros en Bogotá, o sencillamente imaginar lo que hubiera podido pasar de haberse quedado en el país.

En su estudio sobre Fabio González Zuleta, Movimientos sinfónicos de un arquitecto6, Guillermo E. Félix Tejera cuenta que “el maestro Jachino había sido contratado por el gran compositor y director de la Banda Nacional, el maestro José Rozo Contreras. Este había sido comisionado por el Ministerio de Educación Nacional, junto con el Maestro Guillermo Uribe Holguín, para contratar en Europa profesores destacados en el campo de la armonía, contrapunto y composición. Fue así, -cuenta el Maestro Rozo Contreras- como elegí a dos notables músicos italianos – el maestro Rino Maione como profesor de armonía y el maestro Carlo Jachino para la cátedra de composición y para dirigir el Conservatorio Nacional. El maestro Jachino ejercía entonces el cargo de director titular del Conservatorio de Nápoles, habiendo sido antes profesor de composición del Conservatorio de Santa Cecilia en Roma”.

Rino Maione era graduado en composición y piano; laureado en letras; director de orquesta y musicólogo; docente de la Universidad Bolivariana de Colombia, del Conservatorio de Nápoles, Turín y Milán; autor de libros de literatura musical publicados en Italia y otros países; compositor de numerosas obras sinfónicas y de cámara; autor de transcripciones y revisiones de obras de compositores del pasado, y director de orquestas como la del Teatro San Carlos de Nápoles, el Verdi de Trieste, el Teatro Alla Scala o la RAI7. Su hijo, Orazio Maione, reconocido pianista y docente, estudió nada menos que con Nikita Magaloff y Aldo Ciccolini.

Aunque en principio no se identifica claramente la herencia de Maione en Bogotá, aunque sí la de su esposa en Medellín, el lector podrá imaginar lo que podría haber sido el influjo de un músico de esta talla en el país.

Por razones de espacio, dejo para un próximo número los otros dos integrantes del cuarteto, Carlo Jachino y Olav Roots, sugiriéndole al lector armar sus ucronías. Al fin y al cabo, soñar no cuesta nada.

Por: David Feferbaum. Cofundador Centro de Documentación Musical.

_____________________________________

(1) http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13344544.

(2) Ucronía: Según la RAE: Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder.

(3) Mujeres protagonistas en la música del Tolima, Humberto Galindo Palma, Conservatorio del Tolima, página 130.

(4) http://www.gimnasiomoderno.org/lacartelera/cartelera_2013-05.pdf

(5) file:///C:/Users/DAVIC/Downloads/Orquesta%20Sinfonica5%20(1).pdf, pág. 210.

(6) http://www.redalyc.org/pdf/1051/105118896013.pdf