LA PHILARMONIA, la orquesta interestelar

Llega al XIII Cartagena Festival Internacional de Música una de las orquestas más laureadas de la historia del sonido grabado. La Philharmonia, la de siempre, la de los grandes hits de la música clásica en los discos de vinilo de los años 50.

 

https://www.youtube.com/watch?v=mnFhckayupg

Por: Javier Hernández Cruz


De la mano de la directora Natalie Murray Beale, la Philarmonia será la agrupación residente que llevará a los asistentes a una experiencia más allá de nuestro sistema solar, literalmente hablando.

La orquesta llega a Cartagena con todo un arsenal de atracciones musicales relacionadas con el espacio y el ciberespacio. Esto con el fin de llegar a la mayor cantidad de público posible y hacer de su experiencia algo de otro mundo.

En este sentido coincide con el tema del Festival, la Armonía Celeste, donde se unen la música, los números y por supuesto la ciencia. Lo interesante es que hay algo para cada asistente al evento que toma lugar en Cartagena.

La directora de la Orquesta Philharmonia Natalie Murray Beale.
Foto: Benjamin Ealovega

EN EL COMIENZO…


Pero vamos por partes, primero que todo, la orquesta. La Philharmonia es una agrupación que comenzó su historia hace 74 años gracias al famoso productor discográfico del sello EMI, Walter Legge.

Este señor fue básicamente el Rey Midas de la música clásica grabada tras
la Segunda Guerra Mundial. A él se asocian nombres de tanto peso como Wilhelm Furtwängler o las sopranos Maria Callas y Elisabeth Schwarzkopf, solo por mencionar unos pocos nombres del celestial firmamento de la EMI en los años 50. Legge creó una orquesta que en palabras de la directora Natalie Murray “no debía tener un estilo en particular, sino tener estilo”.

Esta agrupación participó desde su creación en las grabaciones de la EMI, aunque también matizó su actividad con unos muy pocos conciertos en vivo. El director alemán Herbert von Karajan estuvo muy vinculado a esta agrupación en sus primeros años y la llevó al nivel de ser una de las mejores orquestas del mundo.

No obstante, Karajan se fue a ostentar el trono de la Filarmónica de Berlín
y la orquesta quedó sin un director estable. La decisión de Legge fue contratar a Otto Klemperer, con quien se vio la segunda época de
oro y la transición de la orquesta a lo que es en la actualidad. Pero
en 1964 se decidió terminarla.

Sin embargo, con el irrestricto apoyo de Klemperer, se mantuvo independiente del sello discográfico y se convirtió en una agrupación autogestionada y autónoma. Desde aquel entonces, por allí han desfilado los mejores directores del mundo vinculados a ella en temporadas de conciertos y grabaciones.

Su repertorio es amplísimo y cubre desde el barroco hasta el siglo XXI, y al ser una de las orquestas más grabadas del mundo cuenta con grandes retos tanto en la interpretación musical, como en la difusión de sus ejecuciones.

 

BACH Y EL BIG BANG MUSICAL


A través del tiempo, la música de Bach ha sido para los compositores una especie de Big Bang. Él es sinónimo de simetría y estructura. Hay un antes y un después de Bach. Para Robert Schumann, por ejemplo, Bach era el compositor del que todos sus sucesores podían siempre aprender algo nuevo y para Ernest Ansermet “…sus obras comprenden un campo de creación mucho más amplio y diferenciado, de mucha mayor riqueza significativa y alcance en la evolución histórica, que las de los demás compositores”.


Y es que no es para menos, en Bach confluyen la música, el uso de los números y las matemáticas, símbolos de la perfección del universo. Un estudio a conciencia de su obra permite evidenciar ecuaciones tan directas entre el texto y la música, por ejemplo, en sus preludios corales, sus pasiones o la correlación entre ciertos números y la música con un especial vínculo teológico.

Foto: Felix Broede


LA CREACIÓN


Para la directora de la Orquesta Philharmonia, Natalie Murray Beale, la perfección en las creaciones de Bach se percibe en “…algo como una simple fuga, tan presente en el repertorio que presentaremos en Cartagena, con su idea de exponer un tema musical, repetirlo y trasponerlo en diferentes formas.

Este elemento también está presente en la obra de otros compositores que interpretaremos como Mozart, Bartók o Philips Glass. Bach es la raíz de muchas técnicas de composición”.Bach será uno de los pilares de
este XIII Festival Internacional de Música. La Orquesta Philharmonia interpretará durante su permanencia en Cartagena cinco de sus conciertos para teclado. Pero sin duda,uno de los grandes retos de la agrupación inglesa será la ejecución de la música del compositor alemán.


Si bien en los años 50 fueron las grabaciones de la Philharmonia dirigida por Otto Klemperer de obligada adquisición por todos los melómanos, la llamada interpretación historicista de su obra, tan de moda desde hace más de 40 años, deja un campo abierto al gusto del público.

 

DIFERENTES VERSIONES DE LA MISMA CREACIÓN


Con el embate de este tipo de interpretación historicista de Bach, ligada al tiempo de su creación en aspectos como los instrumentos usados, el ritmo y el tempo, el gran reto es cautivar a la audiencia con la interpretación musical, pero en los instrumentos modernos como los de la Philharmonia.

Para Murray Beale “si bien existe una larga tradición en la interpretación de los conciertos para teclado de Bach en un instrumento moderno como el piano, también existe una tradición de su interpretación en el clavecín y otra larga tradición en piano forte.

En la Orquesta Philharmonia nos interesa el sonido, su impacto, el drama. Respetamos la interpretación historicista, sin embargo, no queremos restringir nuestra experiencia musical como intérpretes”.

Robin O’Neill dirigirá la Orquesta Supernova en Cartagena

LA ARMONÍA CELESTE Y LA PHILARMONIA


El tema del Festival este año no solo se limita a la obra de Bach. En el repertorio que interpretará la Orquesta Philharmonia hay sin duda una relación más amplia con los números y las matemáticas a través de la música de otros compositores.

“En todos los programas que tocaremos en Cartagena hay verdaderos elementos de simetría y orden” dice Natalie Murray Beale. Esto está en obras como la Sinfonía N° 47 titulada Palindromo de Haydn, cuyo tercer movimiento incluye una segunda parte que tiene las mismas notas de la primera, pero tocadas al revés como en una especie de espejo musical. También está presente el repertorio de los siglos XX y XXI con la obra de Bartók, Glass, Ligeti y Kernis.


“Philip Glass es matemático y filósofo y muestra un profundo interés en las matemáticas. Esto se evidencia en su Tercera Sinfonía, que interpretaremos en Cartagena y donde están los números y las matemáticas a través de la increíble simetría con que se construyó la estructura de la obra. Igualmente, en el caso de Bartok, con su Divertimento para orquesta de cuerdas, la influencia de Bach está presente a través de una fuga a tres voces con la que termina la obra”, aclara Murray Beale.

 

AL INFINITO Y MÁS ALLÁ…


Pero sin lugar a dudas un aspecto que llamará profundamente la atención de los asistentes al XIII Festival Internacional de Música,en cuanto a los componentes que vienen vinculados a la presencia de la Orquesta Philharmonia en Cartagena, es el relacionado con la interpretación de la suite Los Planetas del inglés Gustav Holst. Esta obra se vincula directamente con el componente pedagógico que año Primero que todo tras año demuestra el compromiso que tiene el festival con los jóvenes intérpretes.

 

Primero que todo, esta es una obra en la que se expresa ampliamente ese concepto de la Armonía Celeste. Es una suite compuesta en 1918
y conformada por siete partes en la que cada una lleva el nombre de un planeta de nuestro sistema solar, pero que tiene una inspiración más astrológica que astronómica.

Sin embargo, hoy está formalmente aceptada como una música de inspiración cósmica y se utiliza en los planetarios de todo el mundo. Para Natalie Murray Beale “es una obra épica y al igual que las otras anteriormente mencionadas, nos permite soñar con ese universo específico. Hay una perfecta simetría con otras obras y nos presenta esos mundos desconocidos que despiertan una gran curiosidad a los seres humanos”.


Segundo, esta obra, que clausura el festival, será interpretada por miembros de la Orquesta Philharmonia y jóvenes colombianos, en lo que se ha dado el nombre de Orquesta Supernova y cuenta con la participación del colombiano Leonardo Federico Hoyos. “Tenemos 60 músicos de la Philharmonia que trabajarán con estudiantes de música colombianos en clases maestras. Además nos presentaremos con ellos para dar fin al festival en una forma maravillosa”, enfatiza Murray Beale.

 

EL INFINITO EN LA ERA DE LOS NUEVOS MEDIOS

La experiencia con el espacio y las estrellas no solo se limitará al ámbito musical durante este XIII Festival Internacional de Música. La oferta musical que trae la Orquesta Philharmonia a Cartagena será complementada por gran parte de los avances que aplica esta agrupación
en la utilización de nuevos medios, instalaciones de realidad virtual y nuevos lenguajes para llevar la experiencia al público.


“Usamos la tecnología para llegar a nuevas audiencias, más allá de la sala de concierto, la cual muchas veces se constituye en una barrera para
que algunas personas accedan a la música. La idea es llegarle a un grupo de personas más diverso. Lograr que tras la experiencia digital, ese público llegue también a la sala de concierto. Queremos educar a esas audiencias de una forma que sea inspiradora y no aburrida”, afirma Luke Ritchie, del Departamento Digital de la Orquesta Philharmonia.


La punta de lanza de esto es el lenguaje audiovisual. La orquesta posee un canal de YouTube muy visitado por todo tipo de personas alrededor del mundo y en directa consonancia con su sitio web, donde el público no
solo accede a los últimos conciertos, sino que también se publican videos educativos que involucran algunos instumentos musicales, así como sus intérpretes y las obras en cuestión.

Para el XIII Festival Internacional de Música la oferta en este campo está representada por el Centro de experiencias: música y tecnología. Este centro contará con la presencia no solo de académicos sino de figuras destacadas de la ciencia que acercarán al público a esa experiencia musical.

Resultado de imagen para the sounds of earth
El Disco de oro de las Voyager, The Sounds of Earth, es un disco de gramófono que acompaña a las sondas espaciales Voyager lanzadas en 1977 y que tardarán 40 000 años en alcanzar las proximidades de la estrella más cercana a nuestro sistema solar. En este disco está grabado el primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven interpretado por La Philharmonia de Londres, orquesta que estará presente en el XIII Cartagena Festival Internacional de Música.

 

LA PIECE DE RESISTANCE: LA QUINTA DE BEETHOVEN


Pero no solo el componente tecnológico estará presente a través de YouTube. Cartagena vivirá todo el esplendor y la experiencia del viaje espacial con esta sinfonía del compositor alemán. La historia se remonta a 41 años atrás. En 1977 la sonda espacial Voyager fue lanzada al espacio para acercarse a los planetas Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano. Esta misión saldría del sistema solar y llegaría a donde el hombre nunca antes ha llegado.

Esta sonda espacial posee una especie de “mensaje en una botella” para
cualquier civilización alienígena que la encuentre. Contiene una serie de imágenes y sonidos grabados en un disco de oro, como testimonio de la vida en la tierra. La idea de este mensaje fue del brillante astrónomo y astrofísico norteamericano – ya fallecido- Carl Sagan. Uno de esos mensajes es la música del primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven
y las instrucciones para ser reproducido en caso de que
sea hallado el disco en cualquier área del universo cercano.


La versión de esta obra está a cargo de la Orquesta Philharmonia con la dirección del entrañable Otto Klemperer. Ese saludo al universo estará presente no solo en la interpretación de la obra en el concierto de apertura del Festival, con la dirección de Natalie Murray Beale, sino en el Centro de experiencias gracias a la realidad virtual en lo que se llama, “La Quinta de Beethoven. Proyecto inspirado en el disco de oro de la sonda Voyager”. Allí los asistentes podrán experimentarla música de Beethoven desde el corazón de la misma orquesta Philharmonia y ese viaje al espacio será comandado además por el actual director principal, el finlandés Esa-Pekka Salonen

 

DESTINO FINAL


Este año el XIII Cartagena Festival Internacional de Música nos lleva a una experiencia como nunca antes se ha vivido en nuestro país gracias a la Orquesta Philharmonia. Será la oportunidad para experimentar la Armonía Celeste no solo por parte de los asistentes a la amplia gama de conciertos, sino de acercarse a la llamada música clásica a través de todas las herramientas de comunicación que ofrece el mundo actual.

Es una forma de acercarse a ese destino final, casi inalcanzable al que está predestinada la humanidad en su búsqueda de nuevos mundos a través de la sonda Voyager y a su llamado del destino que está presente en la Quinta Sinfonía de Ludwig van Beethoven.