ORQUESTA FILARMÓNICA DE MEDELLÍN

35 años al servicio de la cultura

Con motivo de su aniversario número 35, la Orquesta Filarmónica de Medellín presentará un concierto el 29 de abril a las 4:00 p.m. en el Teatro Metropolitano José Gutiérrez Gómez. Para esta ocasión, Andrés Orozco-Estrada será el encargado de dirigir el Réquiem Alemán op. 45 de Johannes Brahms, que contará con las voces de Günter Haumer y Juanita Lascarro.

 

La orquesta Filarmónica de Medellín a lo largo de su trayectoria se ha comprometido, no solo con la interpretación del repertorio sinfónico, sino con la formación de músicos jóvenes y la transformación social a través de la música. Revista Tempo habló con la gerente de la corporación Ana Cristina Abad, y esto fue lo que nos contó:

Son 35 años de la Filarmónica de Medellín ¿Cómo podrías resumir a grandes rasgos qué ha significado esta orquesta en cuanto a actividad cultural e inclusión de músicos colombianos?

Lo que demuestran estas tres décadas de aniversario de la Orquesta Filarmónica de Medellín, es que es un proyecto cultural que se ha consolidado y que ha abierto un espacio de profesionalización a muchos jóvenes músicos de la ciudad, que antes quizás, no tenían una plaza en donde poner su talento al servicio de la comunidad. Muchos de nuestros artistas han pasado por los procesos de formación de la ciudad, también, han tenido la oportunidad de irse a estudiar programas de maestrías y doctorados a otros países, y sin embargo, han querido regresar a su ciudad a ocupar una plaza en la orquesta y elevar así el nivel. Este aniversario es un reconocimiento a esas personas que han estado todo el tiempo ahí, elevando la labor misional de acercar la música sinfónica a toda la ciudad y a toda la gente que tiene la oportunidad de escuchar lo que la orquesta hace.

La orquesta cuenta con artistas extranjeros invitados a lo largo de su programación anual. Tenemos entendido que ellos realizan talleres o actividades pedagógicas con los jóvenes músicos, ¿cómo ha funcionado esta actividad a lo largo de este tiempo?

Realmente es una obligación moral que tiene esta organización. No podemos permitir que venga una gran estrella, un gran artista internacional con toda una experiencia y un bagaje musical y profesional, y que no le deje nada a la ciudad, que no comparta sus conocimientos y su experiencia. Nuestros invitados, tanto directores como solistas internacionales, tienen dentro de su contrato la obligación de realizar clases magistrales o talleres para que los jóvenes que se están formando en este momento en las facultades de música de la ciudad, puedan aprender, también, de la experiencia de estos grandes artistas y que de alguna manera estos sean una inspiración.

En el marco del aniversario de Filarmed se ha abierto una convocatoria para jóvenes solistas…

Sí. Es una convocatoria a nivel nacional que está enfocada en los jóvenes talentos, también como una oportunidad para que estos músicos, que posiblemente no han tocado con una orquesta profesional, puedan hacerlo. Creemos que este es un factor diferencial, ya que cómo usted sabe, en las orquestas profesionales del país, que son pocas, estos jóvenes talentos no son elegidos fácilmente por los comités artísticos para hacer parte de los programas de temporada de las mismas. La idea, es que por medio de un concurso se elija a los mejores y, en dos conciertos de nuestra temporada, puedan interpretar obras de compositores latinoamericanos, acompañados por la orquesta. 

El maestro Andrés Orozco-Estrada estará dirigiendo la orquesta para el concierto de aniversario, cuéntanos como fue esta invitación y cuál es el repertorio que se va a tocar ese día.

El Maestro Andrés Orozco-Estrada, a pesar de tener una agenda bastante ocupada, aceptó esta invitación como un gesto de gratitud a su ciudad. Él elige una obra que es muy simbólica y que hace parte de nuestra línea programática: Música y Reconciliación. El Réquiem Alemán de Brahms es una obra que exalta, por decirlo de alguna manera, unos valores interesantes con relación a la sensibilidad, a la compasión, a la reconciliación. Es una obra, que si bien no es netamente litúrgica, ofrece una experiencia que nos permite rememorar la muerte como parte de la vida, y esto es lo que inspira el maestro Orozco al haberla elegido como parte del repertorio para la celebración del aniversario. Participarán los coros Arcadia y Tonos Humanos junto con alumnos del departamento de música de la Universidad Eafit, y los solistas serán el barítono Günter Haumer y la soprano Juanita Lascarro.

Para el maestro es un orgullo y un gesto de gratitud con la ciudad y con la orquesta, y también, una reafirmación de la importancia de tener una orquesta filarmónica profesional en la ciudad, y que podamos hacer este tipo de conciertos de gran envergadura, que cada vez, el público necesita más.