BACH EN BOGOTÁ

El órgano en vísperas de Navidad

El ciclo Bach en Bogotá, en el que el órgano de la Catedral Primada ha sido el protagonista, regresa este 18 de noviembre con la organista letona Una Cintina que da la bienvenida a las festividades religiosas de fin de año.

Foto: Organista Una Cintina – Archivo particular

 

La Catedral Primada de Bogotá aloja el espíritu de Johann Sebastian Bach. A través de ocho conciertos, su devoción y genialidad musical han resonado en las paredes del templo más importante de la capital. Este mes se cierra la primera etapa de este ciclo de evocación, pero continúa el próximo año hasta que todas sus obras para órgano hayan sido interpretadas.

El turno es para Una Cintina, organista y directora coral especializada en música barroca y en el repertorio de J.S. Bach. Su experiencia como solista incluye un vasto repertorio que va desde la edad media hasta la música escrita para órgano en nuestro tiempo. En esta ocasión y con motivo de las vísperas festivas que despiden el año, una gran parte del programa que interpretará en nuestra Catedral será una selección de los corales para Adviento y Navidad de Bach: Viene el Salvador de los gentiles, BWV 599; El hijo de Dios vendrá, BWV 600 y Señor Jesucristo, hijo único de Dios, BWV 601. Además de estas obras sacras, Una Cintina tocará tres obras de gran destreza y virtuosismo: Sonata Trio No. 1, BWV 525; Fantasía y Fuga en Do menor, BWV 537 y Preludio y Fuga en Do menor, BWV 546.

El órgano de la Catedral es un patrimonio nacional construido en 1890 y restaurado en 2016. Más de 4000 tubos son accionados a través del teclado y resuenan de forma imponente en el templo. El Ministerio de Cultura y la Arquidiócesis de Bogotá son los encargados de traer a los 17 organistas que harán revivir al padre de la música occidental en nuestra ciudad y le permitirán al público escucharlos de forma gratuita.

Nuestra Catedral es el recinto perfecto para la sacralidad de las obras de Bach. A través de su música buscó engrandecer a Dios y hoy, a través de nuestro órgano, sus 245 obras lo enaltecen a él, el genio precursor de grandes maestros musicales.