Jordi Savall

La Voz de la Emoción, Les Concert des Nations, Don Quijote de La Mancha, Les sept dernières paroles de notre .

Jordi Savall da continuidad al poderoso legado musical producido desde la región española de Cataluña. Esta tierra ha sido semillero de grandes intérpretes, especialmente en el mundo de la lírica, como han sido De los Ángeles, Caballé y Carreras. No obstante, quizás la línea de trabajo de Savall lo emparente con el tipo de talento revolucionario, humanista y múltiple de otro catalán universal, Pau Casals. En Savall se conjugan el musicólogo, el solista, el director musical, el empresario y el líder cultural. Ciertamente, él nos ha devuelto un mundo distinto al que encontró.

Un hecho interesante en Savall es que al hablar de él no se habla de un individuo solo: se habla de una dinastía musical. Su esposa, la soprano Montserrat Figueras, de quien enviudó en 2011, merece una reseña no menos elogiosa y completa que la de Savall. El título de uno de sus discos se aplica perfectamente a ella:


La Voz de la Emoción: Figueras legó en sus grabaciones un color de voz, un timbre y un fraseo únicos y distintivos. Su formación en la Schola Cantorum Basilensis contó con la guía de Gustav Leonhardt. La cantante catalana contrajo nupcias con Savall en 1968 y ambos fundaron en 1974 una agrupación emblemática, Hespèrion XX, desde la cual se ha explorado la música antigua de la Península Ibérica y en la cual ha sido un integrante continuo el percusionista Pedro Estevan. Difícilmente otra cantante podrá confrontar tan exitosamente un repertorio tan disímil como las Cantigas de Santa María compiladas por el rey Alfonso X El Sabio; las apocalípticas profecías de El Cant de la Sibil·la (su aterradora frase “Un Juicio Fuerte Será Dado” se escucha en varios idiomas: latín, provenzal, catalán, gallego y castellano); las arias y lamentos de Claudio Monteverdi; los Cantos a la Virgen María, de Tomás Luis de Victoria; el Réquiem de Mozart o los bellos romances sefardíes “Por que llorax blanca niña”. En este amplio espectro musical, otras dos agrupaciones dirigidas por Savall han dado su apoyo instrumental y vocal, Les Concert des Nations y La Capella Reial de Catalunya. Esta línea de investigación de Savall y Figueras ha conferido universalidad al mestizaje musical de la península ibérica durante la Edad Media. Allí estuvo vigente, por casi ocho siglos, un crisol cultural donde vivieron en aceptable tolerancia cristianos, moros y judíos, incorporando

toda la riqueza de los pueblos, idiomas y manifestaciones artísticas mediterráneos. Este mosaico cultural, dinámico y vivo, se ha prolongado en el Caribe a través de los pueblos amerindios y africanos, por lo cual en estas tierras resuena la música de estos artistas catalanes con especial eco. Varios países del sur del continente, incluyendo Argentina, Venezuela y nuevamente Colombia, han sido objeto de sus visitas.

 


Varios compositores • La Voix de l’Emotion (The Voice of Emotion) – Intérprete • Montserrat Figueras – Jordi Savall – Varias Agrupaciones. – Alia Vox 2012 – AV 9889 • DDD – 2 discos – 35 temas – Grabaciones: compila 35 años de carrera. (Antecedente con igual título publicado por Audivis, AD 030, DDD, 78´25, 1996).

Algo grato en esta música es que mantiene el carácter bailable. A veces se olvida que piezas de música antigua y barroca son fundamentalmente danzas, llenas de colorido y complejidad, que cumplen bien el requisito de motivarnos a dejar la silla y bailar, rápido o lento, y donde siempre hay frases musicales cantábiles, cuya victoria es que el oyente comience a silbarlas tras una breve audición. Una de estas danzas es la folía, de origen portugués que data del siglo XV. Esta composición se propagó durante el barroco y durante todo el siglo XVIII. Arcangelo Corelli hizo un arreglo de poco más de diez minutos de duración, prolongando esta danza bajo una nueva estética. Con su viola da gamba y un ensamble de seis músicos, Savall ha explorado esta danza y su evolución, no sólo en España y Europa, sino también en la América colonial. Entre quienes le acompañan en la primera entrega de esa colección (La Folía 1490-1701, sello Alia Vox AV 9805, 1998) figura la hija de Figueras y Savall, Arianna, intérprete del arpa gótica y barroca italiana, además de delicada vocalista. Esta joven ya cuenta con su propia agrupación, Hirundo Maris (“golondrina del mar”, en latín), cofundada con Petter Udland Johansen y cuyo más reciente trabajo, Vox Cosmica (sello Carpe Diem) explora la música de la mística Hildegarda von Bingen. El otro vástago de la familia, Ferran Savall, es también vocalista e intérprete destacado de guitarra e instrumentos de cuerda antiguos, como la tiorba, si bien su exploración se ha dirigido hacia la música del lejano oriente y podría clasificarse dentro del género de World Music. Su trabajo de 2014, Impro (Alia Vox 9906) incorpora una compilación de grabaciones acompañado por su padre y por Estevan. Lo más atractivo es que Arianna y Ferran han seguido su propio camino musical, lo cual es consecuente con la libertad que transmite la música que han interpretado junto a sus padres.

Volviendo al “patriarca” de esta dinastía, es oportuno advertir que Savall es, ciertamente, todo un universo musical. Si bien grabó con sellos como Deutsche Harmonia Mundi, el salto a la fama de Savall se dio con una discográfica ya desaparecida, Astrée Audivis (hoy parte de Naïve), fundada en 1976 por Louis Bricard y su marca Fontalis. De allí datan varias de las mejores grabaciones de Savall, incluyendo el best seller de la banda sonora de Todas las Mañanas del Mundo. Sin restarle mérito al sello Alia Vox, que Jordi Savall fundó en 1997, parte de su catálogo ha sido un aggiornamento de esas primeras grabaciones. Los trabajos de música antigua de Savall para Audivis, en instrumentos originales, de alguna forma lo emparentaban con el concepto musicológico y estético del sello Das Alte Werk y sus figuras, Harnoncourt, Leonhardt y Brüggen. Savall se propuso rescatar la producción ibérica y darle realce a un instrumento relegado desde la aparición del violoncelo: la viola da gamba. La producción también incluyó otras bandas sonoras, aparte de la mencionada, y destaca la de Juana de Arco, Jeanne la Pucelle (Audivis Travelling, K 106, 1994). La exploración de música antigua incorporó a Francia, incluso con obras del rival de Marin Marais, el “diabólico” virtuoso Forqueray, Lully, Couperin, y músicos de la Inglaterra Isabelina.


Haydn, F. J. • Les sept dernières paroles de notre Rédempteur sur la Croix. Hob. XX.1. Intérprete • Le Concert Des Nations. Director • Jordi Savall. Astrée/Naïve 1999. ES 9935 AD 070. DDD. 72´20. Grabaciones • diciembre 1990.

Con Les Concert des Nations, Savall exploró además la música del clasicismo. La Eroica dirigida por Savall siempre será relevante para quienes aman a Beethoven. Adicionalmente, hay otras dos obras relevantes: el Réquiem de Mozart y una distintiva: las Siete Últimas Palabras de Nuestro Redentor en la Cruz, por J. Haydn (Naïve, ES 9935, 1991/1999).

La exploración de compositores barrocos también ha dado resultados notables. El catálogo de Bach por Savall es destacable (si bien sus Conciertos de Brandemburgo no son del gusto de algunos críticos). La grabación de La Ofrenda Musical es especialme buena (Alia Vox AV 9817, 2001) y está incluida en la biblioteca musical fundamental de la emisora BBC 3. La grabación de la Missa Bruxellensis de Heinrich Ignaz Franz Biber, compuesta en Salzburgo -pero cuya partitura fue hallada en Bruselas en 1970- es otra obra indispensable en este catálogo savallino y fue grabada en el marco del Festival de Salzburgo (Alia Vox, AV 9808, 1999). Hay que señalar que ésta última está incluida en la guía Penguin Guide Rosette.


Varios • The Music of don Quijote o don Quijote de la Mancha / Romances y Músicas. Intérprete: • Monserrat Figueras/Hesperion XXI/ La Capella Real de Catalunya- Director • Jordi Savall. Alia Vox 2005. AV 9843. DDD. 2 discos. Grabaciones • febrero – abril 2005.

En esta línea de investigación, una obra accesible es Hispania & Japón (Alia Vox, AVSA 9883, 2011), publicada en homenaje a las víctimas de la tragedia de Fukushima y donde se homenajea al jesuita Francisco Javier, quien evangelizó el suelo nipón en el Siglo XVI. Las grabaciones son de 2006-2007 e incluyen instrumentos japoneses como shakuhachi, shinobue (flautas) y otros de lejano oriente como sarod (instrumento de cuerda) y tablas (percusión).

La música de Savall viene a ser una ofrenda de cosmopolitismo. Su música, especialmente la antigua y de tierras orientales, logra conmover profundamente al oyente. Nos une a través de fuerzas tan misteriosamente humanas y unificadoras como el mito y la palabra. Es una música que invita al deleite, la alegría y la reverencia hacia estos sonidos que vienen resonando desde hace más de mil años y nos recuerdan que hay algo superior a nuestro tiempo, y nuestras tribulaciones y efímeras alegrías. En su extenso catálogo, Savall nos sugiere que, por encima de las barreras culturales y temporales, tenemos una esencia lanzada al mundo  que merece regocijarse en lo eterno.

Las grabaciones que ha hecho Savall en los últimos diez años han evolucionado hacia un concepto artístico integrado, añadiendo a la música grabada una serie de ensayos musicológicos e historiográficos que resultan auténticos “libros musicales”, optando por el formato de CD SACD (compatible/híbrido). Han incluido temáticas como El Quijote, Cristóbal Colón y los Reyes de España. El disco dedicado al Don Quijote de La Mancha (Alia Vox AVSA9843, 2005) es especialmente afortunado.