Gustavo Dudamel

Gustav Malher y Gustavo Dudamel, el Compistor y el Malheriano
DUDAMEL, Gustavo• The Liberator. Music from the Motion Picture Orquesta Sinfónica Simón Bolívar – Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela – Niños Cantores de Venezuela (dirige los coros Lourdes Sánchez). Director • Gustavo Dudamel - Deutsche Graammophon • 2014 - 4792331. DDD. 54’11” - Grabación: 2014
DUDAMEL, Gustavo • The Liberator. Music from the Motion Picture Orquesta Sinfónica Simón Bolívar – Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela – Niños Cantores de Venezuela (dirige los coros Lourdes Sánchez). Director • Gustavo Dudamel – Deutsche Graammophon • 2014 – 4792331. DDD. 54’11” – Grabación: 2014

El debut fonográfico de Dudamel como compositor, ha sido la banda sonora de la película venezolana The Liberator, un biopic sobre Simón Bolívar, con dirección de Alberto Arvelo y que visualmente es impactante. Quienes somos lectores de biografías del prócer, difícilmente le veremos reflejado a ca- balidad en la película, si bien, es el primer homenaje cine- matográfico de tal envergadura realizado sobre la vida del libertador

La música incidental de Dudamel incorpora una particula- ridad. El uso de flautas étnicas sudamericanas dentro de la orquestación – que dan colores adicionales a las espléndidas cuerdas y metales de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela-. El flautista merece mencionarse, Pedro Eustache. La inclusión de la flauta a veces aproxima más a la concepción estilística del Lejano Oriente que a la Sudamérica indígena. No obstante, como idea es brillante: en vez de enfocar esta vida bajo una música marcial o emparentada con la Heroica de Bee- thoven, se apela a un estilo intimista, que sólo puntualmente tiene aires bélicos – por ejemplo en Boyacá, uno de los 17 te- mas que conforman la banda sonora. El uso de la flauta indíge- na hace sentir a Bolívar como una fuerza casi natural de la tie- rra americana, y lo emparenta con las refinadas concepciones mitológicas de la América Prehispánica. De algún modo es una vida desmesurada e increíble la que se cuenta, pero Dudamel sondea con los temas la humanidad del héroe.

Un tema delicioso en lirismo es María Teresa, evocación de la esposa que tuvo Bolívar a los 19 años y que falleció a los ocho meses de la boda. El compositor da más poder a este tema que a Manuela, donde evoca a la célebre compañera sentimental de Bolívar en sus últimos ocho años de vida. Es un acierto tan- to musical como biográfico: el tema de la esposa remite a un hombre joven, enamorado y al momento de su vida previo al vértigo de la revolución y la guerra, con sus posibilidades de vida doméstica y paz perdidos. Es el epicentro lírico de la ban- da sonora. El asesinato del Mariscal Antonio José de Sucre, a escasos seis meses de fallecer Bolívar, tiene también un tema bien logrado, Muere el Mariscal, con un elegíaco coro vocal.

La aproximación de Dudamel a esta banda sonora ha sido un acierto y novedad que anticipan nuevas realizaciones musi- cales llenas de percepción. Esta propuesta, definitivamente, sabe a América. Una pena que el sello discográfico haya colo- cado un error puntual en la cronología de Bolívar que incorpo- ra en el folleto.


MAHLER , Gustav • Sinfonía 7 Orquesta SinfónicaSimónBolívardeVenezuela - Director • GustavoDudamel-Deutsche Graammophon • 2014 - B0021550-02. DDD. 78’52’’-Grabación: marzode2012
  MAHLER , Gustav • Sinfonía 7 Orquesta SinfónicaSimónBolívardeVenezuela – Director • GustavoDudamel-Deutsche Graammophon • 2014 – B0021550-02. DDD. 78’52’’-Grabación: marzode2012

La Séptima Sinfonía de Mahler, compuesta entre 1904 y 1905, es un trabajo que merece más atención del público. Se ha quedado “aplastada” entre la potencia del descenso al infierno que tiene la sinfonía sexta y la belleza coral, llena de promesa, de la octava. Mahler incorporó en la Séptima dos movimientos con el nombre de “Música Nocturna” (Nactchmusik). Algunas interpretaciones de la sinfonía se han “apalancado” en esas dos secciones funda- mentalmente, haciendo ver esta sinfonía como un largo sueño o un período de inconsciencia. Dudamel, a cargo de la Orquesta Si- món Bolívar, logra nuevamente un balance de cuerdas y metales que captura los colores y el desenfado lírico de esos movimien- tos. No obstante, el poder orquestal del Rondo-Finale y el Scherzo traen de nuevo la agitación y virulencia de cromatismos que la Or- questa interpreta sonando compacta y fluida (la percusión está muy bien lograda). De algún modo, la interpretación de Dudamel hace sonar esta sinfonía como un refinado (y hasta intelectual) ejercicio de orquestación, manteniendo sus demandas emocio- nales vigentes. Mahler intenta contener un universo de ideas en cada sinfonía y en esta se le va la mano – una desmesura que logra equilibrar, paradójicamente, una orquesta de la siempre excesiva Latinoamérica.

La calidad de grabación es destacable: ha sido hecha en vivo en el Centro de Acción Social por la Música, sede las Orquestas Juveni- les en Caracas.

Dudamel hizo una interpretación memorable de la Novena de Ma- hler en Bogotá en 2014, en el Teatro Julio Mario Santo Domingo y con la misma orquesta. Otro proyecto mahleriano de Dudamel fue interpretar en 2012 el ciclo completo sinfónico del austríaco con sus dos orquestas, la Simón Bolívar y la L.A. Phil.- la grabación de este disco toma lugar en ese momento. Es un compositor en el que Dudamel viene haciendo su trabajo más consistente.