NIETO, LE BALCON Y EL APOCALIPSIS DE SAN JUAN

DE MESSIAEN A BOULEZ

Dos conciertos de Le Balcon tendrán lugar en la Sala de conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. El 8 de junio un concierto monográfico en homenaje al compositor francés Pierre Boulez quien fue un apoyo fundamental para Le Balcon y el 11 el Cuarteto para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen.

 

“Vomitar todas esas visiones que me sobrepasan, sin incluso digerirlas, es mi misión como artista, con una sola limitante: nunca mirar hacia abajo, sino siempre derecho hacia la nube oscura. Coman de esta palabra y regurgiten esta visión” – El Apocalipsis de Nieto

Por: Juan Pablo Carreño

Dos fantásticos conciertos del ensamble Le Balcon tendrán lugar próximamente en la Sala de conciertos de la biblioteca Luis Ángel Arango. El primero, un concierto monográfico en homenaje al compositor francés Pierre Boulez (1925- 2016), quien se convirtió en un apoyo fundamental para Le Balcon en sus últimos años de vida gracias, en parte, a la fundación Singer-Polignac, pero sobre todo a la relación que se crearía entre Boulez y Maxime Pascal, director musical de Le Balcon, quien profesaría una admiración profunda por la figura del compositor-director-creador de instituciones que fue Boulez en vida.

El segundo de esos conciertos gira en torno a una de las obras más importantes del compositor francés Olivier Messiaen (1908 – 1992), el Cuarteto para el fin de los tiempos, obra que Messiaen escribiría siendo prisionero en el campo de Görlitz durante la Segunda Guerra Mundial y que se convertiría más adelante en una de las obras de cámara más representativas del repertorio de la música francesa del siglo XX.

Boulez y Le Balcon: un relevo generacional

La relación entre Le Balcon y Pierre Boulez comienza en el antiguo hotel privado de la Princesa de Polignac, que se convertiría en 1945 después de la muerte de la princesa, en la sede de la fundación Singer-Polignac, lugar que acoge regularmente en residencia a jóvenes músicos, ensambles, coros y orquestas de cámara. Winnaretta Eugénie Singer (1865 – 1943), hija de Isaac Merritt Singer, gran industrial  americano que haría una gran fortuna perfeccionando la máquina de coser, fue una de las más grandes mecenas de su tiempo —la Princesa de Polignac recibía regularmente en su residencia a grandes compositores de diferentes generaciones como Chabrier, Fauré, Saint-Saëns, Satie, Ravel, Stravinsky, Manuel de Falla, Poulanc, Milhaud, y Honegger entre otros.

Le Balcon, que ha estado de forma ininterrumpida como ensamble residente en la Fundación Singer-Polignac desde el año 2010, interpretaría ese mismo año en ese sitio histórico para Pierre Boulez su obra Messagesquisse y, un año más tarde, su obra faro Le marteau sans maître, escrita a partir de textos del poeta y resistente francés René Char. Le marteau sans maître hará igualmente parte del programa que se presentará el 8 de junio en la Luis Ángel Arango junto a la obra Anthèmes II para violín y dispositivo electrónico, que representa parte de las exploraciones y del trabajo del compositor en el IRCAM, institución que él mismo fundaría a finales de los años 60.

Nieto, Messiaen y el Apocalipsis de San Juan

El segundo de estos conciertos confronta al artista colombo-francés Nieto, gran especialista del Apocalipsis de San Juan, con una de las obras de cámara más importantes del siglo XX: el Cuarteto para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen. Nieto se sumerge en esta magistral obra que simboliza una creencia profunda y encarna la experiencia de una víctima de la guerra que encuentra en la música lo sublime de la palabra que expresa el sufrimiento humano y la esperanza en la divinidad.

El Apocalipsis de San Juan ha sido un tema recurrente en la obra de Nieto. La exposición monográfica El Apocalipsis de Nieto reconstruye una obra destinada a festejar el fin del hombre en la búsqueda de la resurrección del arte.

Para Le Balcon era evidente que Nieto, artista plástico, fundador del movimiento perversionista en París y quien ha dirigido la puesta en escena de cuatro espectáculos del ensamble, era la persona indicada para plasmar en imágenes lo divino y sobrehumano que narra fielmente esta obra de Messiaen.